ÍNDICE DE CONTENIDOS

IDVIA implementa su innovadora metodología para diagnóstico de salud estructural en el puente Alamillo de Sevilla

Puente Alamillo en Sevilla

Gracias a este sistema avanzado, reconocido por la Comisión Europea dentro del programa Horizon 2020 como una tecnología disruptiva en este área, se podrá llevar a cabo la gestión inteligente de uno de los puentes diseñados por Calatrava más emblemáticos de España. 

Frente al envejecimiento progresivo de los puentes en Europa y las solicitaciones crecientes a las que se encuentran sometidos (incluyendo las asociadas al cambio climático), cada vez cobra más importancia para los gestores de infraestructuras no sólo ser capaces de conocer la condición estructural actual sino también saber cuál será el comportamiento futuro de los puentes, ya que es la única manera de diseñar planes de mantenimiento predictivo específicos que permitan optimizar la gestión y garantizar la seguridad de los mismos.  

El puente Alamillo fue considerado el primer puente sustentado por cables en el que el peso del tablero se equilibraba con el pilono, que en este caso mide 142 metros con una inclinación de un 32% hacia atrás, y dispone de 26 tirantes de hasta 300 metros de longitud anclados tanto en la parte inferior -el tablero- como en el pilón. Es precisamente por su singularidad desde el punto de vista estructural, que la predicción de su comportamiento merece cada vez mayor atención para garantizar la correcta operación. 

Aunque el resultado de la inspección general llevado a cabo recientemente tras su puesta en servicio hace 28 años, coincidiendo con la Expo ’92, valoró que el estado de conservación del puente Alamillo es satisfactorio, la empresa imesAPI ha decidido apostar una vez más por la innovación a través de la implementación de un sistema para la gestión inteligente del mismo que permita optimizar los esfuerzos mantenimiento. 

Así, la empresa IDVIA ha llevado a cabo los trabajos de instalación en este puente que cruza el río Guadalquivir y da acceso a la Isla de la Cartuja, de su metodología propia para el diagnóstico de la salud estructural de puentes, la cual ha sido reconocida como una de las más innovadoras del mundo tanto a nivel nacional como internacional por entidades tan importantes como el Consejo Europeo de Innovación (EIC) o el Ministerio de Obras Públicas de Chile. 

La base de nuestra metodología disruptiva consiste en el desarrollo de un Digital Twin del puente, es decir, un modelo matemático que es capaz de representar el comportamiento real de la estructura durante su vida útil. Mediante el uso de modelos de deterioro globales y específicos junto a las medidas a tiempo real a través de sensórica propia, IDVIA entrega a través de una plataforma digital la condición actual, y también futura de la estructura en base a simulación de diferentes escenarios. 

Esta información será utilizada para evaluar la integridad estructural a tiempo real de manera continua, y planificar un mantenimiento predictivo que permita identificar las operaciones necesarias y el momento óptimo para llevarlas a cabo. 

Gracias a la metodología de IDVIA, imesAPI y la Junta de Andalucía se sitúan como punta de lanza en el avance creciente de la digitalización en el ámbito de la gestión de infraestructuras civiles a nivel mundial.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email